[/* Google+ Alas Del Alma: Un Día Comprendí y Aprendí...

sábado, 23 de noviembre de 2013

Un Día Comprendí y Aprendí...



Un día comprendí, que amando sin límites lograba superar el dolor, la soledad y la distancia…

Un día comprendí, que cuando se amaba sin esperar respuestas, las respuestas llegaban solas y de la mejor forma.

Un día comprendí que amando a todos por igual, los envidiosos, los celosos, vanidosos, orgullosos, agresivos, impiadosos... los sanaba y me sanaba, pues el amor es un bálsamo que perdura en el tiempo eterno y en el espacio infinito.

Un día comprendí, que cuando lloras en el rencor y el odio, cada lágrima socava aún más las heridas y te alejas de la tu propia esencia, pero cuando las lágrima se acompañan del amor el dolor es sanado en la LUZ!!!.

Un día aprendí, que las enfermedades son las respuestas de emociones negativas, pensamientos descontrolados, palabras hirientes, acciones agresivas.

Un día sentí que perdonando y perdonándonos a nosotros mismos, las heridas cicatrizaban más rápido y las enfermedades se transmutaban en salud.

Un día aprendí que el Ser Humano, es el único ser vivo del Planeta Tierra, que comete el mismo error, miles de veces y continúa diciendo que tiene razón y la responsabilidad es ajena.

Un día aprendí, que la lógica se puede aplicar a casi todo, menos en el sentir del corazón.

Un día aprendí, que cuando solté la lógica” y me anclé al corazón, logré ingresar a mi propia y única Paz Interior.

Un día aprendí con lágrimas de compasión, sonrisas de ternura, silencio interior y Paz en mi corazón, que la vida es un instante en la eternidad de Dios.

Un día sentí que yo soy un pedacito de Dios encarnado con una misión Ser Luz en el caos, ser Amor en el conflicto, ser lazo de Unión en la separación, ser la que soy aunque no me comprendan, aunque me juzguen, hasta cuando me insultan.

Pues para eso es el AMOR, para serlo siempre, no solo cuando nos aman, sino también cuando nos discriminan, nos ignoran, nos golpean, cuando se alejan y cuando se olvidan de nuestro amor.

También aprendí que el amor perdura, no envejece, no se pierde, siempre está presente, pues siempre deja algo en los corazones, esas chispas de alegría que te iluminan en la peor de las tormentas.

Un día aprendí, que hasta el corazón más duro, se doblega con una caricia de amor, pues para el amor nada es imposible.

Un día aprendí, que la sabiduría, no se encuentra en los libros, ni en las profecías, ni en el conocimiento de lo que fuimos en otras vidas, ni canalizando a los Maestros, ni encontrando el Alma Gemela, ni conociendo a la Llama Gemela, pues ante la adversidad, ante la alegría, ante Dios Padre/Madre, siempre se está solo nosotros y la Fuente Divina.

Un día comprendí, que soy el resultado de milenios, pero no lo recuerdo, entoncescaminando hacia mi Silencio Interior encuentro la Paz de mi esencia.

Un día comprendí que aceptar mi realidad cotidiana por más agobiante que la sienta, fue mi elección, antes de llegar a este tiempo, para mi mejor bien y para el mayor beneficio de todos aquellos que están conectados a mí corazón.

Un día aprendí que el verdadero AMOR es silencioso, nada pide y entrega todo.


Nada pregunta y sabe todo, pues el amor es como el aire que se filtra en todas partes, llega más allá de la mente, del conocimiento nunca se detiene, pues no conoce de límites.
Publicar un comentario