[/* Google+ Alas Del Alma: mayo 2015

domingo, 24 de mayo de 2015

7 Hábitos mortales vs 7 hábitos del amor


7 Hábitos Mortales


Muchas personas tenemos estos 7 hábitos mortales, sin darnos cuenta de ello:
  1. Castigar
  2. Quejarse
  3. Culpar
  4. Amenazar
  5. Perseguir
  6. Criticar
  7. Sobornar
Estos hábitos hacen que la mayor parte de sus problemas emocionales estén directamente vinculados con el hecho de que usted ha aprendido a tratar de controlar a las personas que lo rodean...

Aprendemos esos hábitos en nuestra infancia de maestros, padres, abuelos, tíos, vecinos, amigos, entre otros...

EJEMPLO:

  • Limpia la habitación sino, no hay televisión para ti está noche (castigo)...
  • Esas galletas que preparé serán para ti cuando todo esté limpio y ordenado (soborno)...

Después de pasar años expuesto a esta forma de manipular, finalmente comienza a utilizarla también...Probablemente se limpiará la habitación, pero no quedará una buena relación...

El problema práctico de tratar de controlar a otros es que, cada vez que usted cumple, soborne, se queje, critique, castigue o amenace a alguien...
Encontrará resistencia, le responderán; lucharán; de hecho la ignorarán, mentirán, harán las cosas a escondidas o acudirán a un millón de medios, para hacer que usted retroceda...
Es simplemente la naturaleza humana. Estamos genéticamente programados para resistir cuando alguien nos trata de obligar a hacer algo que no queremos...
Tal vez sea más pronunciado en una persona que en otra...
Pero a menos que usted reconozca lo que está haciendo y aprenda a buscar lo que desea en una relación, sin tratar de controlar a los demás...
Todas sus relaciones se convertirán en una lucha por el poder que harán sufrir a todos los involucrados...

7 Hábitos de Amor

La mejor manera de eliminar los 7 hábitos mortales es reemplazarlos con los 7 hábitos de amor:
  1. Apoyar
  2. Estimular
  3. Escuchar
  4. Aceptar
  5. Confiar
  6. Respetar
  7. Negociar las diferencias.
Pareciera fácil, ya que lo único que uno necesita hacer es aceptar a la gente tal como es...
Pero, al igual que muchas cosas valiosas en la vida, los hábitos del amor son más difíciles de poner en práctica de lo que uno podría imaginar...
Especialmente si representan la personalidad que usted se ha formado. Algunos aspectos que pueden ayudar. 

Hágase un análisis realista:

 ¿Tiene usted los 7 hábitos mortales?
¿Cómo le habló esta mañana a la gente con quien vive?
¿Las estimuló a realizar lo que habían planeado para el DÍA?
Escuche con atención: Trate a las personas como si ellos fueran sus mejores amigos...
Escuche cada palabra, busque el tiempo para sentarse con las personas y realmente prestarle atención sin distraerse con teléfonos celulares o las exigencias de otras personas...
Visualice su nuevo yo: Haga una imagen mental de usted como una persona que practica los

7 hábitos de amor...

Consérvela en la mente y acuda a ella cuando esté hablando con sus seres queridos, para ver si está actuando como una persona que sabe dar amor...
Haga la pregunta adecuada: En el instante en que surge la necesidad de culpar, quejarse, criticar, insistir, amenazar, castigar o sobornar...

Antes de decir nada, deténgase y pregúntese ¿Es esto realmente importante?

Acepte la realidad: Uno debe comprender que la única persona que puede cambiar es uno mismo...

 Cuando usted tiene una diferencia con una persona que es importante en su vida, negocie...
Escoja un modelo: Cuáles son las personas a las que admira más, pregúntese que harían ellas antes de reaccionar con uno de los 7 hábitos mortales...
Escriba sobre sus experiencias: Haga un diario, lo que le ayudará a atravesar la transición y ver sus progresos...

7 Hábitos mortales vs 7 Hábitos de Amor convierta:

 Culpar - Aceptar
Sobornar - Estimular
Quejarse - Escuchar
Criticar - Respetar
Perseguir - Solucionar diferencias
Castigar - ApoyarAmenazar - Confiar


AUTOR: Graciela E. Prepelitchi

domingo, 10 de mayo de 2015

Señora, señora...


SEÑORA, SEÑORA - DENISSE DE KALAFEE


A ti que me diste tu vida 
tu amor y tu espacio 
a ti que cargaste en tu vientre 
dolor y cansancio 
a ti que peleaste con uñas y dientes 
valiente en tu casa y en cualquier lugar 
a ti rosa fresca de abril 
a ti mi fiel querubin 
a ti te dedico mis versos 
mi ser y victorias 
a ti mis respetos señora señora señora 

a ti mi guerrera invencible 
a ti luchador incansable 
a ti mi amiga constante 
de todas las horas 

tu nombre es un nombre comun 
como las margaritas 
siempre en mi poca presencia 
constante en mi mente 
y para no ser tan cobarde 
esta mujer de quien hablo 
es linda mi amiga gaviota 
su nombre es 
MI MADRE 

a ti que me diste tu vida 
tu amor y tu espacio 
a ti que cargaste en tu vientre 
dolor y cansancio. 
a ti que peleaste con uñas y dientes 
valiente en tu casa y en cualquier lugar 
a ti rosa fresca de abril 
a ti mi fiel querubin 

a ti te dedico mis versos 
mi ser y victorias 
a ti mis respetos señora señora señora 
y para no hacer tanto al arte 
esta mujer de quien hablo 
es linda mi amiga gaviota 
su nombres es 
MI MADRE


sábado, 9 de mayo de 2015

A Mi Madre, Aunque No Te Conocí...


Una noche te fuiste y no volviste más. Yo era sólo una niña pequeña, pero igual supe que no ibas a regresar. La soledad y el abandono se instalaron en mi corazón a partir de ese momento y durante muchos años.
Crecí sin tí, sin tus amorosas manos cuidándome y protegiéndome. No recuerdo tu voz, ni tu perfume, ni tu risa. La imagen que de ti tengo ha sido construida a través de fotografías, cartas e historias familiares. Muchas veces tuve el deseo desesperado de un abrazo tuyo para poder atesorar ese instante en mi memoria. Pero nunca llegó ese abrazo y entonces lloraba desconsoladamente hasta dormir un sueño sin sueños.
Tengo que admitir que llegué a envidiar a todas las niñas de mi edad cuya madre estaba con vida y con ellas, cuidándolas. Perdóname, pero no entendía porque yo era la única niña de mi clase sin una mamá. Y me enojaba y lloraba y me entristecía cuando mis rabietas y lágrimas no tenían un resultado tangible.
Fue difícil la adolescencia. Ni siquiera merece una mención esos años de confusión, descubrimiento y… soledad.
Pero con los años pude entender que tu partida no era culpa de nadie, ni tuya, ni mía, ni de Dios. Entendí que las personas mueren cuando cumplen su misión en este mundo; aunque los que nos quedamos no podamos entender cuál era esa misión. Entendí que las personas sólo se van realmente cuando las olvidamos y dejamos de sentirlas. Y aprendí (después de muchos años), que en realidad nunca te fuiste. Que toda la vida me has cuidado de una manera silenciosa y etérea, una suave presencia que siempre está a mi alrededor y que si cierro mis ojos, de verdad te puedo sentir.
A tí, mi madre adorada a quien nunca conocí, pero a quien sí puedo sentir: 
Gracias por tu amor que me acompaña día a día, por estar aquí, en mi corazón. Te amo.

Una Carta De Mamà...



Hijas mías, adoradas pequeñas mías:
Quiero que sepan que las amo más que a nada en este mundo. Nunca fue mi intención irme y créanme que su padre y yo hicimos todo lo humanamente posible. Pero no estaba en nuestras manos, sino en las de Él.
Hubiera querido estar presente en sus vidas y enseñarles tantas cosas, calmar sus llantos y darles fuertes abrazos todos los días. Escuchar sus voces, sus gritos, lo que tuvieran que contarme y haber podido aconsejarlas y compartir sus alegrías con ustedes.
Sé que fue duro para todas. Sé de los regalos del 10 de mayo que tenían que hacer en el colegio y que terminaron en un rincón, sin abrir. Eran muy jóvenes y nadie entendía qué pasaba o porqué. No hay explicación lo suficientemente buena para entender lo que tuvieron que vivir.
Sé de todas las dudas que acompañaron sus años adolescentes y en verdad lamento no haber podido estar. Al final aprendieron y crecieron, pero sé que mi ausencia las marcó para siempre. Y aunque en espíritu siempre estuve, sé que era complicado que me sintieran.
Las amo tanto, hijas mías, dulces niñas mías. Las esperé a cada una de ustedes con tanta ilusión y entrega. Las cuidé y las arrullé y amé cada minuto de mi vida con ustedes y me dolió inmensamente dejarlas así. Tenía tanto miedo de morir, pero no por mí, sino por mis tres hermosas princesas que tuve que dejar solas.
Quiero que sepan que no me fui en realidad. Siempre he estado ahí, velando por ustedes y amándolas muchísimo, cada vez más. No es lo mismo, lo sé. Pero Él me ha permitido quedarme cerca y cuidarlas, aunque no me pudieran sentir.
Siempre estaré ahí, cerca. Y mientras me tengan en sus corazones, yo no podré irme jamás.

Carta Para Una Madre Ausente...



Esta mañana desperté consciente de que se acerca no sólo el día de la madre, sino tu cumpleaños; doble festejo en un mismo mes.  Yo hace bastantes años no festejo ninguna de las 2 cosas a tu lado, si no me equivoco van más de 11 años que no lo hago.


Te preguntarás qué me dio por escribirte hoy, si realmente nuestra relación es nula, de no ser de unos días para acá que hemos tenido conversaciones de las cosas que van pasando actualmente, no me lo tomes a mal pero tengo que ser honesta contigo y a su vez conmigo, a estas alturas sé que necesito a mi madre. Porque se supone es tu mejor amiga, quién mejor que ella para aconsejarte, alentarte y cuidarte, incluso ya maduros, hasta regañarte y darte un jalón de orejas.
Pero te digo algo, no quiero ni lo hago con la intención de juzgarte, pero para mí no has sido más que la extraña que dormía al otro lado del pasillo, nunca te he visto realmente como mi amiga, es más, ni siquiera como a la persona con la cual pudiera llorar por un corazón roto, he escuchado infinidad de veces que, padre no es el que engendra sino el que cría, en tu caso, tú sólo me engendraste, te cercioraste de que no me faltara nada económicamente y académicamente, pero nunca tuve amor o cariño de tu parte.

Yo soy de esa generación de niños que los criaron a golpes y castigos, más lo uno que lo otro; sé que no he sido fácil, sé que también tengo muchos errores que asumir y lo hago, los veo de frente y he aceptado que no puedo corregir muchos, pero, pese a ello trato de ser mejor persona, porque mis abuelos me enseñaron eso.
Hoy me armo de valor para decirte que no te odio, no creas que siento eso por ti, hoy me doy cuenta que si me buscas es sólo porque ya te estas quedando sola; como todos, necesitas a las personas cerca para no sentirte mal, en tu caso, tu dependencia a los demás seres es lógica, nunca has estado sola. Si no era una pareja, era mi hermana, que por cierto la has hecho como tú eres, nunca entendí porque yo no encajaba contigo, a veces pensé que era porque como lo dijiste: los chiquillos no eran parte de tus planes y en su caso menos yo, aun eras una niña cuando llegue al mundo.
En lugar de atenderme te alejaste y creaste una barrera, no sé qué hice para ganarme ese desprecio que siempre me has tenido, te lo juro muchas noches le pedí a Dios que me llevara o me diera otra madre, porque no entendía que te había hecho; hoy en día sigo sin entenderlo, sigo pensando que en lugar de tener a una amiga en ti, tengo sólo a una extraña, que tiene en común la sangre pero no un sentimiento, siempre para ti he sido un alacrán, que si no pica de frente te pica por la espalda, pero siempre es así, dices que mi signo me rige. Para mí eres mi madre, el ser que me procreó, que alguna vez hace años me deseo la muerte, que sólo se llena la boca diciendo: es mi hija” cuando algo que hice la favorece indirectamente, pero después sigo siendo ese ser ajeno a ti.

Hoy cuando empiezo a cerrar ciclos en mi vida, te digo honestamente, nunca te he odiado, si te pasara algo me preocuparía, pero no me ocuparía. Hoy te digo que me has hecho falta como no tienes una idea, pero dejaste un buen reemplazo en tu ausencia. Hoy mamá, cierro ese ciclo de no querer pensarte, de insistir en que estoy mejor lejos de ti y realmente es cierto, he crecido más y mejor sin ti, me aprendí a valer por mí misma, a lograr proyectos sola, he procurado ser mejor y como todos tengo errores, pero se reconocerlos; no soy ese alacrán que dices que soy, porque ¿sabes algo? soy muy noble, me enseñaron a ser así.
Hoy mamá te abro la puerta de mi casa para sentarnos y conocernos, no te prometo ser tu amiga, pero sí estar para ti, para escucharte; sólo te pido una cosa que aprendí en este tiempo, aprende a ser humilde y a bajar la cabeza, yo no voy a llegar a pedir disculpas por ser la hija que no deseabas, yo no me voy a arrodillar, a suplicar atención porque no me enseñaste eso. Si hoy cedí para que tuvieras mi número de teléfono y hablaras conmigo, es sólo porque quiero que ese pasado quede en el lugar que debe estar, te abro una puerta esperando que seas humilde para reconocernos.

No quiero que vengas a casa y ofendas mis gustos, a tus nietos, mi pareja, mis decisiones… Y a lo más importante: tu madreporque al final del día ¿te digo un secreto que descubrí? te debes a ella, esa mujer que tienes olvidada en un rincón lejano, te dio la vida, te ha apoyado cada uno de tus días y si no ha sido la mejor madre del mundo (¿acaso alguien lo es?) pero se esforzó por que fueras un mejor ser humano, ¿sabes porqué lo sé? porque ella me crió a mí, de ella aprendí lo que es sacrificar, ceder y no obtener nada a cambio, ella merece que le des su lugar y su valía como ser humano, ella te enseño a caminar a ti, te cargo en brazos, te cuido mientras enfermaste, te ayudo a cuidarme y no sólo a mí a mi hermana, primos y bisnietos. Merece que seamos un poco más agradecidos con ella. Ella nos incluye todas las noches en sus peticiones a Dios, pide por nuestra salud, nuestro trabajo y nuestro bien.

Ella es el motivo por el cual yo hoy te abro la puerta, te invito un café y te ofrezco sentarnos a platicar,  porque sé que me debo a ti, quizá no en todo pero sin ti, yo no estaría hoy aquí.

Mamá, no puedo decirte que te amo, porque no quiero mentirte… Sin embargo sí te quiero, te aprecio y te pido que si hoy quieres acercarte a mí, sea de la mejor manera, para conocer a ese ser de 33 años, que hoy te abre una puerta, porque reconoce que como todos los seres humanos: necesita a su madre.

Feliz día de la madre y feliz cumpleaños.

Ser Un Buen Hijo...


Hace ya un tiempo cuando fui a un funeral, en el cual la madre de una amiga de mi hermana había muerto; me pregunté por que la chica sonreía mientras sus hermanos se inundaban en llanto, creí que la mujer era una malvada como para sonreír justo en el funeral de su propia madre… 


Mientras pensaba en eso, alguien irrumpió mis pensamientos, pues dicha mujer era la hermana de la fallecida quien me dijo: “seguro te preguntas porque Noemí sonríe y de a ratos llora en comparación a sus hermanos” Fue como si estuviera leyendo mis pensamientos, así que lo único que hice fue sonreír, pues no sabía qué decir. La mujer me ofreció asiento ya que estaba de pie y continuó diciendo: “Noemi sonríe no porque esté alegre de la muerte de su madre, sino porque hizo hasta lo imposible por ayudarle en los momentos más difíciles, la cuidó mientras estuvo enferma y estuvo con ella hasta el día de su muerte, sin embargo, sus hermanos derraman lagrimas de sufrimiento y remordimiento, porque nunca apoyaron a mi hermana ni un sólo segundo, fueron malos hijos; en cambio Noemí fue tan buena y generosa” dijo la mujer. Esa noche medité acerca de toda esa conmovedora historia y sobre todo, me detuve a pensar en cómo he tratado todo este tiempo a mi madre, pues cabe mencionar que no he sido una mala pero tampoco excelente hija, pero a un así, recordé todas esas veces en las cuales me avergoncé por mi madre sólo por como vestía, hablaba o simplemente por sus horrendos gustos. Así que decidí que lo mejor era en que tenía que cambiar algunos comportamientos y aspectos en los cuales a veces era grosera con mi madre, para que en algún mañana muy lejano, eso espero no llore de arrepentimiento. Así que empecé por decirle todas las mañanas a mi madre cuánto la amaba o un simple te quiero, los primeros días ella pensaba que sólo lo hacía porque quería algo, ya que era extraño de mi parte ese comportamiento; pero con el paso de los días, ambas nos acostumbramos tanto que cuando olvidaba decirle, ella me lo recordaba, también le daba pequeños detalles, así los llamaba mi mami. No me arrepiento de aquella decisión que tomé, porque fue la mejor de todas, y hasta el día de hoy continúo demostrándole todo mi amor a la única persona que en verdad ha estado conmigo incondicionalmente, en todos esos momentos de alegría, pero sobre todo de llanto, ya que esa maravillosa mujer nunca me abandonó ni un sólo instante. 


SEBASTIANA: el nombre más maravilloso que puedo escuchar hasta el día de hoy, ese es nombre de mi adorada madre quien murió un 14 de abril de 2011; puedo decir orgullosa que durante su velorio sonreí, ya que intenté ser una excelente hija y demostrarle todo el amor que tenía para ella, sin importar que me dijeran que tenía mamitis o cualquier otra burla que me hicieran al respecto, pues yo sí la amaba día con día, los trescientos sesenta y cinco días a la año. Y sin más qué decir por ahora, te puedo aconsejar que le digas a la mujer que te dio la vida cuánto le amas, complácela, cuídala, apapáchala y piensa en todo lo que ella ha sacrificado por ti, o simplemente en el pan que ella se ha quitado de la boca sólo para que tú comas… 

 No acostumbres sólo a darle un obsequio una vez al año, porque ella merece mucho más que eso.

miércoles, 6 de mayo de 2015

10 SECRETOS DE LA FELICIDAD



1.- La Actitud La Felicidad es una elección que puedo hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Mis pensamientos son los que me hacen sentir feliz o desgraciado, no mis circunstancias. Sé capaz de cambiarte a ti mismo, y el mundo cambiará contigo. Recuerda que lo único que puedes controlar en el mundo son tus pensamientos... 

2.- El Cuerpo Mis sentimientos son influenciados por mi postura. Una postura adecuada genera una disposición feliz. Es importante también que hagas ejercicio, éste nos libera del estrés y genera la secreción de endorfinas, que hacen que nos sintamos bien. Mira siempre hacia arriba y solo podrás reír, pues no conozco a nadie que haya podido llorar en esa postura. 

3.- El Momento La felicidad no esta en los años, meses, en las semanas, ni siquiera en los días. Solo se la puede encontrar en los momentos. "Hoy es el mañana de ayer"... además la vida siempre tiene derecho a sorprendernos, así que aprende a vivir el presente sin ninguno de los traumas del pasado ni las expectativas del futuro. Recuerda que la Felicidad no es una meta, sino un trayecto. Disfruta de cada momento como si en él se combinaran tu pasado, tu presente y tu futuro. 

4.- Nuestra Propia Imagen Debo aprender a amarme a mi mismo como soy. Creer en ti mismo da resultados. Cuanto más te conozcas, mayor será tu ventaja con respecto a los demás. Hammarshold decía: "El camino más difícil es el camino al interior"... pero, al menos una vez en la vida, debemos recorrerlo. 

5.- Las Metas ¿Sabes cuál es la diferencia entre un sueño y una meta? Una meta es un sueño con una fecha concreta para convertirse en realidad. Un sueño es solo un sueño, algo que esta fuera de la realidad... así que atrévete a soñar, pero atrévete también a lograr que esos sueños se hagan realidad!. "Apunta hacia la Luna, pues aunque te equivoques, llegarás a las estrellas..." Y cuando te pongas una meta difícil o creas que tienes un sueño imposible, recuerda que el éxito es solo la recompensa, pues lo que vale es el esfuerzo. 

6.- El Humor La sonrisa es muy importante para mejorar la autoestima. Cuando sonreímos, aunque no sintamos nada, nuestro cerebro lo entiende como una señal que todo va bien y manda un mensaje al sistema nervioso central para que libere una sustancia llamada beta-endorfina, que da a la mente una respuesta positiva. Dicen que una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero que da más luz. Además, con cada sonrisa siembras una esperanza. 

7.- El Perdón Mientras tengas resentimientos y odios, será imposible ser feliz. Lo maravilloso del perdón no es que libera al otro de su eventual culpa, sino que te libera a ti de un sufrimiento. 

8.- Aprender a dar Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar, sin esperar nada a cambio. Las leyes de la energía te devolverán con creces lo que des. Si das odio, recibirás odio, pero si das amor, recibirás invariablemente amor. Solo el que aprende a dar está en camino descubrir la verdadera felicidad. 

9.- Las Relaciones La sinergia es unir fuerzas y caminar juntos para conseguir cosas. Siempre que dos o más personas se unen en un espíritu de colaboración y respeto, la sinergia se manifiesta en forma natural. Entiende a las personas que te rodean, quiere a tus amigos como son, sin intentar cambiarlos, porque cuando te sientas mal, el verdadero amigo estará allí para apoyarte y brindarte todo su amor. Así que cultiva tus amistades, ellas nos son gratis!. La amistad, al igual que la mayoría de los sentimientos, debe fluir de manera natural. 


10.- La Fe La fe crea confianza, nos da paz mental y libera al alma de sus dudas, las preocupaciones, la ansiedad y el miedo. Pero no te asustes cuando dudes, pues bien decía Miguel de Unamuno: "Fe que no duda es fe muerta". Dicen que el hombre llega a ser sabio cuando aprende a reír de si mismo. Ríe, ríe alegremente... y el mundo reirá contigo.

lunes, 4 de mayo de 2015

Maná - "Mi Verdad" a dueto con Shakira


Maná - Mi Verdad ft. Shakira

Hay mentiras en los labios 
Hay mentiras en la piel, que dolor 
Hay mentiras, hay amantes 
Que por instantes de placer 
Ponen su vida a temblar 


Hay mentiras compasivas 
Hay mentiras por piedad 
Que no quieren lastimar 
Hay mentiras que nos hieren de verdad 
Ay, ay, ay 



Hay engaños que por años 
Ocultaron la verdad 
Haciendo mucho daño 
Ay, yo me voy a refugiar 
A la tierra de tu amor (mi verdad) 



Tú eres mi amor, mi alegría 
La verdad de mi vida 
Mi bebe que me salta a los brazos de prisa 
Tú eres mi refugio y mi verdad 



Oye, tú eres mi amor, mi alegría 
La verdad de mi vida 
Mi bebe que me calma el alma con risas 
Tú eres mi refugio y mi verdad 



Hay mentira en la mirada 
Hay mentiras en la piel, dibujadas 
Hay mentiras, hay amantes 
Que por instantes de placer 
Ponen su vida a temblar 



Hay doctrinas y oradores 
Dictadores sin piedad 
Que gobiernan sin verdad 
Y hay mentiras en los diarios, en las redes 
Y en el mar, ay ay ay 



Hay engaños que por años 
Ocultaron la verdad 
Hiriendo de dolor 
Ay, yo me voy a refugiar 
Al oasis de tu amor 



Tú eres mi amor, mi alegría 
La verdad de mi vida 
Mi bebe que me salta a los brazos de prisa 
Tú eres mi refugio y mi verdad 



Oye, tú eres mi amor, mi alegría 
La verdad de mi vida 
Mi bebe que me calma el alma con risas 
Tú eres mi refugio y mi verdad 



En un mundo tan irreal 
No sé qué creer 
Y amor sé que tú eres mi verdad, eres mi verdad 
Tú eres la luz que me guía 
Tú eres la voz que me calma 
Tú eres la lluvia de mi alma 
Y eres toda mi verdad 
Tú eres la luz de mi vida 
Tú eres la voz que me calma 
Tú eres la lluvia de mi alma 
Y eres toda mi verdad 
Eres toda mi verdad





Dilo Hoy...


La historia cuenta que un chico llamado Hugo nació enfermo, con sus capacidades mentales disminuidas. Con 17 años, poco podía hacer por si solo y vivía bajo el cuidado de su madre.
Cierto día sintió la necesidad de salir a pasear solo, al pasar por un negocio de música, notó la presencia de una chica y quedó impactado por su belleza, sin mirar otra cosa que no fuera a ella, abrió la puerta y entró.


Ella lo miró y le dijo sonriente: "¿Te puedo ayudar en algo?" Hugo se quedó sin palabras, atónito ante tanta belleza. Y sólo sentía amor hacia ella. Sin saber qué decir, preguntó los precios de los CD y compró uno al azar.

La chica le sonrió mientras le envolvía el CD. Hugo lo tomó y salió corriendo. Desde ese momento, ni un solo día dejó de visitar el negocio y, con la excusa de comprar un CD. lo que quería era ver a esa chica por la que sentía un profundo amor.
Ella siempre se los envolvía sonriente y él se los llevaba a su casa y los guardaba en su habitación. Su deseo era invitarla a salir pero lo traicionaba su timidez y aunque cada día lo intentaba no pudo hacerlo.


Su mamá se enteró de lo que ocurría e intentó animarlo, así que al siguiente día, Hugo se armó de coraje y se dirigió a ella. Como todos los días compro otra vez un CD y, como siempre, ella se lo envolvió.
El tomó el CD y mientras ella estaba ocupada, dejó su número de teléfono rápidamente anotado en el mostrador y salió corriendo de la tienda. Pasaron varios días y Hugo no volvió, por lo que la chica llamó al teléfono que le había dejado. Su mamá contestó. Cuando ella preguntó por Hugo, la madre llorando desconsolada, le dijo que su hijo había muerto.

Más tarde; la mamá entró al cuarto de su hijo donde comenzó a ordenar sus cosas, para su sorpresa vio que había cantidades de CD envueltos, ninguno estaba abierto. Le causó curiosidad verlos de esa manera y comenzó a revisarlos. Al abrir el primero noto que junto al CD, había un pequeño papel que decía: "Hola, eres muy guapo, ¿quieres salir conmigo?" Sofía.

Con gran emoción, la madre abrió los demás y siempre encontró la misma nota con las mismas palabras.

“No esperes demasiado para decirle a ese alguien especial lo que sientes en tu corazón. Hoy tienes la oportunidad de decirle cuanto le quieres, cuanto le amas. Díselo hoy. Mañana puede ser muy tarde”

sábado, 2 de mayo de 2015

Recuerda Que...



Hay tristezas que son como el cauce de los ríos, se deslizan suaves y bajan por tu vida sin detenerse ante los obstáculos, para luego desembocar en las playas de tu futura alegría.
 
Cuando notas que tu mirada pierde el brillo como el atardecer, recuerda que al llegar la mañana, el sol hará que tu hoy sea el inicio de algo totalmente nuevo. Espera el mañana con la cabeza bien erguida.
 
Continúa simpatizando con la vida aún cuando el sol no brille.
 
Todos los sinsabores que pudiste percibir en la vida, tienen como finalidad que recuerdes que aún te queda el sentido del gusto para diferenciar lo bueno de lo malo.
 
Sólo se vive un día a la vez, por eso, por mucha prisa que tengas tendrás que esperar 24 horas para ver el mañana.
 

¡¡Cuánto amor hay en el cielo para ti!!
 
La vida es un lujo, es el gusto de lo exquisito por mantener un pie frente al otro. Sí, la vida es un lujo; lujo para amar, para respirar, para soñar y para ser feliz. Por eso no te la guardes sólo para ti, gástala como si fueras millonario.
 
Que tu sonrisa sea parecida a la de los niños cuando se saben amados, y que logres ver en este día que naciste para recibir una caricia en cada uno de tus latidos, que te des el gusto de perfumar tu boca con palabras llenas del aroma de tu interior, y que la paz que rodea el paternal corazón de Dios sea la que te mantenga saturado de tranquilidad en este tu único día que te corresponde vivir hoy.
 

“Estar vivo es uno de los regalos más hermosos que podrás mantener tanto en tu espíritu como en tu alma. Por eso, manifiesta tu viveza en todo lo que haces, ríe como si fuera la última vez, sueña como los niños y haz de ti un ser que vive para hacer feliz a los demás”