[/* Google+ Alas Del Alma: junio 2015

lunes, 22 de junio de 2015

Buenas Noches


Hoy que termina el día, solo me resta darle gracias a DIOS por darme todo lo que yo necesite en este día y pedirle que mañana tenga un lindo despertar y hoy por la noche un descanso pleno, rodeado de ángeles y la protección de DIOS.

sábado, 20 de junio de 2015

Feliz Dìa Del Padre...


HOY es un día muy especial para las familias, 

HOY se celebra al jefe de la casa y hay que 

consentirlo como se lo merece.



!!! FELIZ DÍA DEL PADRE !!!

jueves, 18 de junio de 2015

Vamos A la Cama...


Traigo un recado de parte de la tele:
ya va siendo hora
de que los peques
nos vayamos a la cama
¡¡Hale!!
Vamos a la cama
que hay que descansar
para que mañana
podamos madrugar

El Amor De Un Niño, Hacia su Madre y Hermana...



Corrí al supermercado para comprar unos regalitos, que no había podido comprar antes.


Cuando vi tanta gente en el supermercado, comencé a hacerme reclamos a mi misma, esto iba a demorar un horror , y yo todavia tenía tantas cosas por hacer y otros lugares a donde ir.

Como me gustaría poder pensar sola, dormir y sólo despertar despúes que haya pasado todo esto.

Sin darme cuenta, fui andando hasta la sección de juguetes, y ahí comencé a ver los precios, imaginando si los niños realmente juegan con esos juguetes tan caros.



Mientras yo recorría la sección de juguetes, noté que un niño de más o menos 5 años presionaba una muñeca contra su pecho.


El acariciaba el cabello de la muñeca y se veía tan triste, me quedé tratando de imaginar para quien sería aquella muñeca que él tanto apretaba.

El niño se dió la vuelta hacia una señora que estaba cerca de él y le dijo: Vovó, tú estás segura que no tengo suficiente dinero como para comprar esta muñeca ?

La señora respondió: Tú sabes que tu dinero no es suficiente, querido mio!


Y le dijo al niño que él podía quedarse mirando los juguetes por 5 minutos más mientras ella iba a ver otras cosas.


El pequeño apretaba la muñeca entre sus manos.
Finalmente yo empecé a andar en dirección al niño y le pregunté para quién quería esa muñeca !


El me respondió:

"Esta es la muñeca que mi hermana adoraba y que quería que la regalaran. Ella estaba tan segura de que Papá le regalaría esta muñeca en este año"


Yo le dije:


"No te preocupes tanto, yo estoy segura que él le dará esa muñeca a tu hermana."



Pero él muy triste me dijo :


"No, Papá no podrá llevar la muñeca a donde ella está ahora. Yo tengo que darle esta muñeca a mi Mamá, así ella podrá entregar la muñeca a mi hermana cuando ella vaya para allá."



Sus ojos se llenaron de lágrimas mientras él decía:

"Mi hermana tuvo que irse para siempre. Mi Papá me dijo que mi Mamá también se irá para estar junto a ella dentro de poco. Entonces yo pensé que Mamá podría llevar la muñeca con ella para entregarla a mi hermana.".


Mi corazón dejó de latir.

Aquel niñito me quedó mirando y me dijo: “Yo le 
pedí a Papá que le diga a Mamá que no se vaya todavía. Y le pedí a él que esperara hasta que yo vuelva del supermercado."


Depués él me mostró una foto muy bonita de él riendo, y me dijo:

“Yo también quiero que Mamá lleve esta foto, así ella también no se olvidará de mi.


Yo amo a mi Mamá y quisiera que ella no tuviera que partir ahora, pero mi Papá dice que ella tiene que irse para acompañar a mi hermanita."



Ahí él se quedó mirando a la muñeca con sus ojos muy tristes y muy quietito.


Yo rápidamente saqué mi cartera y tomé unos billetes y le dije al niñito: “Y si contáramos de nuevo tu dinero, sólo para tener la seguridad de que tienes suficiente dinero como para comprar la muñeca?


Coloqué mis billetes junto a su dinero, sin que él se diera cuenta, y comenzamos a contar el dinero.



Después de que lo contamos, el dinero alcanzaba para comprar la muñeca y hasta sobraba un poco.

Entonces el niñito dijo: “Gracias Señor por atender mi pedido y darme el suficiente dinero para comprar la muñeca"

Ahí él me miró y me dijo: “Anoche antes de ir a dormir le pedí a Dios que hiciera que yo tuviera el suficinete dinero para comprar la muñeca, asi mi Mamá podría llevar la muñeca.


El me oyó... es que yo también quería un poco más de dinero para comprar una rosa blanca para mi Mamá, pero yo no osaba pedir mas nada a Dios, pero él me dió lo suficiente para poder comprar la muñeca y la rosa blanca.



Sabe Ud., mi Mamá adora las rosas blancas.Unos minutos después, la señora regresó y yo me fui sin que nadie se diera cuenta.

Terminé mis compras en un estado totalmente diferente al que había comenzado.
Mientras tanto yo no conseguía sacar a aquel niñito de mi pensamiento.


Entonces me acordé de una noticia en el periódico local de hace dos días, cuando mencionaban que un hombre borracho en una camioneta chocó contra otro carro, y que en el otro carro estaban una señora jóven con una niñita.


La niñita había fallecido en ese mismo momento y la madre estaba en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos y que la familia había decidido desconectar las máquinas, en vista de que la jóven no saldría del estado de coma.


Yo pensé, será que esta era la família de aquel niñito?

Dos días después me encontré con el niñito, yo leí en el periódico que la jóven señora había fallecido.
Yo no me pude contener y salí a comprar rosas blancas, fui al velorio de aquella jóven....


Ella estaba sujetando una linda rosa blanca en sus manos, junto con la foto del niñito y con la muñeca en su pecho.


Yo salí de ahí llorando, sintiendo que mi vida había cambiado para siempre.


El amor de aquel niñito por su Madre y hermana continúa grabado en mi memoria hasta hoy.


Es difícil creer e imaginar que en una fracción de segundos, un borracho había acabado con todo lo que tenía este niño.


Por eso debe de ser uno responsable y si vas a tomar no manejes, no sabes lo que puedes hacer al atropellar las personas.

miércoles, 17 de junio de 2015

El Alma Que Hablar Puede...




El alma que hablar puede 

con los ojos...
también puede besar con 
la mirada.

martes, 16 de junio de 2015

¿Qué se siente ser vieja?


El otro día, una persona joven me preguntó:

- ¿Qué se sentía al ser vieja?

Me sorprendió mucho la pregunta, ya que no me consideraba vieja.
Cuando vio mi reacción, inmediatamente se apenó, pero le expliqué que era una pregunta interesante. Y después de reflexionar, concluí que hacerse viejo es un regalo.

Soy la persona que quiero ser.

Algunas veces me desespero al ver mi cuerpo, las arrugas, los ojos con ojeras, la celulitis. Y a menudo me sorprendo de la persona que vive en mi espejo. Pero no me preocupo por esas cosas por mucho tiempo.
No cambiaría mi amada familia, ni a mis sorprendentes amigos, ni mi maravillosa vida, por menos cabellos canosos y un estómago plano. Me he convertido en mi amiga.

No me regaño por no hacer mi cama, o por comer esa galleta extra. Estoy en mi derecho de ser un poco desordenada, ser extravagante y oler las flores.

He visto algunos queridos amigos irse de este mundo, antes de haber disfrutado la libertad que viene con hacerse viejo.

-¿A quién le interesa si escojo leer o jugar en el ordenador hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta quién sabe qué hora?

Bailaré conmigo al ritmo de esos maravillosos acordes de los 50´s y 60´s. Y si después deseo llorar por algún amor perdido…. ¡Lo haré!

Caminaré por la playa con un traje de baño que se estira sobre un cuerpo regordete y haré un clavado en las olas dejándome ir, a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini. Ellas también se harán viejas, si tienen suerte…

Sé que algunas veces soy olvidadiza, pero me acuerdo de las cosas importantes. A través de los años mi corazón ha sufrido por la pérdida de alguien querido, por el dolor de un niño, o por ver morir a mi mascota. Pero es el sufrimiento lo que nos da fuerza, lo que nos hacer crecer.

Un corazón que no se ha roto, es estéril y nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto.

Me siento orgullosa por haber vivido lo suficiente para que mis cabellos se vuelvan grises y por conservar la sonrisa de mi juventud, antes de que aparezcan los surcos profundos en mi cara.

Cuando se envejece, es más fácil ser positivo. Te preocupas menos de lo que los demás puedan pensar.

Ahora bien, para responder a la pregunta, con sinceridad puedo decir:-¡Me gusta ser vieja, porque me ha dado mi libertad!- Me gusta la persona en la que me he convertido.

No voy a vivir para siempre, pero mientras esté aquí, no perderé tiempo en lamentarme por lo que pudo ser, o preocuparme de lo que será.

Trataré de Amar sencillamente. Amar generosamente. Hablar amablemente. Y el resto, dejárselo a Dios.

Qué bello es contemplar las flores y aspirar su fragancia. Qué bellas son las mariposas que vuelan de flor en flor.

Queridos amigos, disfruten sus años de vida y no se preocupen por haber perdido su juventud. Sonrían cada mañana, porque Dios se despierta antes que nosotros para colgar el sol y poder verlo desde nuestras ventanas.

domingo, 14 de junio de 2015

Que pasen muy buenas noches...



Que la estrella más linda del cielo
pueda iluminar tus sueños
y acompañarte hasta el amanecer
de un nuevo día.

DULCES SUEÑOS